HISTORIA

Somos una empresa familiar de tradición pesquera. Nuestro producto es de km0, eligiendo los mejores ejemplares de las diferentes especies de túnidos de las Islas Canarias.

Luis Toledo, con la ayuda de su padre, Francisco, y de otro socio han dado vida a la única conservera activa en Lanzarote y en todas las Islas Canarias. El resultado es atún envasado de forma artesanal en tarro de cristal. Es atún pescado por la flora artesanal de las Islas Canarias: rabil, tuna, barrilote, sierra o atún rojo, solo fresco, y se presenta en forma de ventresca, lomo y migas, todos en bote de cristal y no en lata, “por el medio ambiente”.

En cuanto a las preparaciones, intentamos aprovechar al máximo las piezas que nos llegan y, por supuesto, la temporalidad de las mismas. Somos exquisitos con eso, nuestras conservas provienen de pesca artesanal con anzuelo, de las Islas Canarias y de barcos pesqueros locales de la flota que atraca en el Puerto de Naos (Arrecife de Lanzarote).

El océano que admitimos abarca desde la isla de La Graciosa hasta El Hierro. Donde haya una pieza canaria pescada por nuestros aliados de la forma que queremos, ya saben que aquí tienen su casa”.

La unidad y alianza que hemos hecho con los pescadores artesanales de la isla. Se están volcando con nosotros, buscan traernos las mejores piezas, capturarlas una a una a anzuelo de una manera casi perfecta.

Tradición pesquera

Nuestras conservas provienen de pesca artesanal con anzuelo, de las Islas Canarias y de barcos pesqueros locales de la flota que atraca en el Puerto de Naos (Arrecife).